Image and video hosting by TinyPic
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Image and video hosting by TinyPic
Últimos temas
» The Vampire Secret / / Afilación Élite
Dom Jul 08, 2012 6:37 pm por Katherine A. Pierce

» My dream make my art..{Juliette's Galery and Style}
Dom Jul 08, 2012 6:22 pm por Bonnie Benett

» Mystic Fall's Vampires [Afiliación Élite]
Dom Jul 08, 2012 12:24 pm por Invitado

» Hidden Identities (Afiliacion Elite) (PJs Cannon Disponibles) (Recien Abierto)
Sáb Jul 07, 2012 4:37 pm por Invitado

» My Relations for Bonnie Bennett
Vie Jul 06, 2012 10:58 am por Bonnie Benett

» Registro de Razas.
Miér Jul 04, 2012 1:04 pm por Lillian M. Salvatore

» Bonnie Bennett {Ficha}
Miér Jul 04, 2012 1:03 pm por Lillian M. Salvatore

» Registro de Avatar.
Miér Jul 04, 2012 11:07 am por Bonnie Benett

» Bonnie Bennett
Mar Jul 03, 2012 2:46 pm por Lillian M. Salvatore

Image and video hosting by TinyPic
Lillian M. Salvatore.
Administradora, Creadora.
Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic
Miss Mystic Falls
Image and video hosting by TinyPic
Septiembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Image and video hosting by TinyPic
Elite

After Dawn ~ Tras el AmanecerHell Realm
Photobucket [/i] Standard
Elite

Reencuentro {Damon y Stefan}

Ir abajo

Reencuentro {Damon y Stefan}

Mensaje por Lillian M. Salvatore el Dom Jun 24, 2012 6:25 pm

Después de su encuentro con Elena, había decidido que era hora de poner la cara. Había estado desaparecida demasiado tiempo, sin saber si sus hermanos llegaron a necesitar de ella en algún momento, nunca lo demostraron y Lillian se sintió sin importancia alguna. Siempre veló por ellos de lejos, sin embargo y a pesar de saber todo lo que había pasado en sus vidas, nunca se manifestó y nunca hizo nada para ayudar, nunca intervino cuando uno más habría podido marcar la diferencia. Esperaba que le perdonaran el hecho de no haber estado ahí para ellos... Lillian no era de sentir cargos de consciencia, pero su familia siempre sería su familia, y se estaba sintiendo un tanto miserable y descarada después de tanto tiempo.

Se paró frente a la mansión Salvatore, podía escuchar pasos ahí dentro... Elena le había dicho que estarían ahí en cuanto ella decidiera volver a la mansión, y efectivamente, lo estaban. La vampiresa solo esperaba que la doble no haya dicho nada para arruinar su sorpresa, que más que sorpresa parecía el anuncio de una tragedia. Tomó aire varias veces y se coló por una de las ventanas, cayendo en el suelo sin hacer ruido alguno, con la delicadeza de un felino.

Si no la perdonaban al menos esperaba darles un buen susto. Los pasos sonaban en la planta superior, por lo que Damon y Stefan debían estar arriba. Esperaba que estuvieran juntos al menos, sería mejor tomarlos juntos que por separado, siempre habían sabido contenerse estando juntos... Por separado, bueno, estallaban de manera distinta. Se paró junto a una pequeña mesita que tenía varias botellas de whisky... de Damon, supuso ella, Stefan no era demasiado bebedor. Tomó uno de las botellas, y la arrojó al suelo, esta se quebró, derramando el líquido sobre el suelo, haciendo suficiente ruido como para atraer la atención de sus hermanos.

A Lillian siempre le había gustado jugar a las escondidas, por lo que se coló detrás de una de las cortinas y esperó a que sus hermanos bajaran para poder jugar un poco más con ellos. Me matarán por esto...

_________________
Lillian M. Salvatore

avatar
Lillian M. Salvatore
Admin

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 01/06/2012

Ver perfil de usuario http://bloodchronicles.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro {Damon y Stefan}

Mensaje por Damon A. Salvatore el Lun Jun 25, 2012 6:33 am

El día pasaba sin pena ni gloria, como ya le era habitual. De nuevo volvía a tener la sensación de que sobraba mucho en la mansión, en Mystic Falls y hasta en el dichoso estado de Virginia. Estaba de bajón, de mal humor y de mil cosas más nada recomendables en él. ¿La razón? Otra vez se había cruzado con Stefan y Elena. Ellos siempre tan juntitos, él vigilándola constantemente con esa melosidad y dulzura que le provocaban ganas de atizarle y ella tan contenta, viviendo feliz al lado del hermano al que había escogido. ¿Y qué pintaba él en medio de esa bonita postal? Nada. Absolutamente nada. Era un masoquista sin remedio, seguía pasando ahí los días, tratando de no cruzarse con ellos para luego acabar encontrándoles cada dos por tres y sentir otra puñalada más a su ya de por si maltrecho corazón. No, no era precisamente su mejor época.

Había tomado la mansión como su territorio propio, mandando a la parejita a vivir su amor en la residencia de los Gilbert, antes de decidirse del todo e irse por la puerta para no volver más. La única razón por la que seguía ahí era la misma por la que quería irse: Elena. No podía dejarla a cargo de Stefan o acabaría convirtiéndose en la pareja perfecta del destripador, una novia a juego. Algo digno de una película gore de segunda categoría y muy molesto para él, a quién le tocaría ir detrás de ellos para que no acabasen muertos con tanta provocación al resto de la humanidad y otras razas variadas. Así que ahí estaba, tratando de ejercer de mentor sin que se le notara demasiado, porque claro, quién debía enseñar a Elena era el sensato de Stefan.

Fue pensar en él y de repente ya lo tenía de nuevo rondando la mansión. Era como una broma del destino, siempre tan oportuno. Salió de su habitación, donde llevaba un rato encerrado y asomó la cabeza al pasillo, observando a su hermano pasar por este, seguramente rumbo a su habitación o a saber que. Arrugó la nariz y siguiendo su habitual comportamiento inmaduro, salió dispuesto a ir lo más lejos posible, es decir, el piso inferior. Antes de poner un pie en la escalera, escuchó romperse una botella en el salón. Frunció el ceño y en apenas dos segundos se plantó allí, posando la mirada en el destrozo del suelo. Eso era su bourbon y ahora estaba desparramado por el suelo. - Sea quién sea el gracioso, va a pagar esto con sangre, literalmente. -Comentó para si mismo, aunque usando un tono perfectamente audible, ya que solía pensar en voz alta, pasando por alto que pudiera molestar a alguien. Paseó la mirada por la estancia, buscando al intruso en cuestión.
avatar
Damon A. Salvatore

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 22/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro {Damon y Stefan}

Mensaje por Stefan A. Salvatore el Lun Jun 25, 2012 11:15 am

Jeremy había vuelto a Denver de manera temporal, después de todo, si había hecho un par de amigos como le había dicho a Elena hace un tiempo atrás. A ambos nos parecía mucho mejor de esta manera, era más sencillo mantenerlo alejado del caos que se había formado de un día para otro. La situación en la mansión era más que incómoda para Elena y para mi, ya que aunque ella no lo admitiese en voz alta, le preocupaba lo poco estable que pudiese estar Damon después de... todo. No es algo que me guste rememorar demasiado.

Decidimos alejarnos un poco, volver a la casa de los Gilbert ya que Elena necesitaba de ello... Necesitaba volver a sentirse conectada con esa parte humana de ella. Necesitaba recordar, dejar de sentirse perdida. Para el que se pregunte como hemos entrado, ahora cualquiera puede entrar en la casa de los Gilbert, ya que esta estaba a nombre de Elena desde que cumplió 18 años hace un par de meses. Tampoco es seguro para Jeremy.

Volví a la casa por un par de cosas básicas, algo de ropa y bolsas de sangre para Elena. No quería obligarla a entrar en mi dieta, pero debía admitir que se me hacía difícil tener que transportar este... líquido de aquí allá como si de agua se tratase. No quería ni pensarlo.

Entre en mi habitación sin siquiera prestarle atención al ceño fruncido de Damon, que carecía de la capacidad de mirarme con buena cara después de todo lo ocurrido. Lamentaba muy en el fondo la manera en que las cosas estaban ocurriendo ahora, cuando parecía que nuestro lazo había sido totalmente reestablecido, aquí estabamos de nuevo, ignorandonos para no matarnos.

Estaba abriendo el armario cuando escuché el característico sonido del vídrio al quebrarse, y el olor a whisky invadió mis fosas nasales. Dudaba mucho que Damon hubiese derramado su preciado Bourbon, por lo que eso solo nos dejaba una opción... Había un intruso en casa. Saqué una de las estacas que guardaba en la parte de atrás de mi armario, últimamente parecía que incluso nosotros estabamos inseguros en cualquier parte.

Bajé en segundos, para encontrar a Damon amenazando al aire por lo que había ocurrido. No habían señales de presencia alguna en nuestra sala... Pero casi puedo jurar que escuché una risa en alguna parte de la habitación. Nadie está de humor para bromas estúpidas. Seas quien seas, es mejor que des la cara.
avatar
Stefan A. Salvatore

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 20/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro {Damon y Stefan}

Mensaje por Lillian M. Salvatore el Lun Jun 25, 2012 11:23 am

Permaneció estática en su sitio, habría podido esconderse mejor ahora que lo pensaba, pero la vista desde aquí era preciosa. Damon no tardó ni medio minuto en aterrizar en la primera planta, y Lillian tuvo que morderse la lengua para no estallar en carcajadas cuando amenazó con asesinar a la persona que derramó su preciado licor... ¿Sería capaz de matar a su propia hermana? Lillian lo dudaba. Aunque debería recompensarlo pronto, traerle un par de botellas para que no se enojara demasiado con ella.

Stefan apareció también, cubriendo la retaguardia de su hermano. ¿Quién lo diría? A pesar de sus diferencias, siempre se defienden entre ellos. Lillian quería a su familia de vuelta, quería a sus hermanos juntos de nuevo. Deseaba con ansias poder sentarse en las escaleras del porche de nuevo y ver a sus hermanos en el jardín delantero jugando fútbol americano. Katherine había hecho esto... Lillian le odiaba por ello. Ella había destruido a su familia.

En cuanto Stefan habló, a Lillian se le escapó una débil risita, no pudo contenerse. La expresión confundida de sus hermanos realmente valía la pena. En ese momento, ella decidió correr. Alrededor de la sala, tan rápido que nadie podía verla con claridad, ya que no era más que un borrón moviéndose a toda velocidad por la sala de estar de sus hermanos... Nuestra sala de estar. Después de unos segundos de distracción, se dejó caer con simpleza sobre uno de los muebles. ¿Me extrañaron?

_________________
Lillian M. Salvatore

avatar
Lillian M. Salvatore
Admin

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 01/06/2012

Ver perfil de usuario http://bloodchronicles.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro {Damon y Stefan}

Mensaje por Damon A. Salvatore el Mar Jun 26, 2012 8:07 am

Stefan no tardó en aparecer, así que automáticamente dio por sentado que no había sido él ni nadie a quién hubiese traído. Además, conocía perfectamente como sonaban los pasos de su hermano y los de Elena, incluso podría aventurarse a decir que conocía también los de cualquiera del grupito y lo que pudo oír en el salón, no encajaba con ninguno de ellos. Frunció el ceño, dándole un golpecito con el pie al montón de cristales empapados en whisky, haciendo otra mueca. Ese era uno de los caros. Y obviamente no era una cuestión de dinero, simplemente las cosas de Damon no se tocaban y si alguien lo hacía, le cortaba la mano. Literalmente. Echó una mirada de reojo a su hermano, soltando todo el aire que tenía en los pulmones por la nariz, en un profundo resoplido sin disimular ni un poco.

Vale, estaban peleados y siempre, sin importar como estuviera su relación, se defendían de cualquier tercero que pretendiera hacerles daño, pero Damon era demasiado orgulloso, rencoroso e infinidad de cosas más, ninguna de ellas buenas. No le apetecía que Stefan lo defendiera, no ahora. Casi quería enfrentarse solo al intruso, quizá una buena pelea conseguiría relajarlo un poco y hacerlo sentir mejor. Pero con tal de no dirigirle la palabra, se limitó a permanecer a su lado, buscando al nuevo inquilino de la mansión.

Frunció el ceño al escuchar esa risilla, intercambiando una mirada con su hermano, algo confuso. De pronto vio pasar una sombra, que rodeó el salón entero. La siguió como pudo, aunque sin distinguir nada realmente, tan solo un borrón que cruzó la sala como si estuviera en su casa. En cuanto ella se detuvo, situándose en un mueble como si tal cosa, giró sobre sus talones, abriendo los ojos desmesuradamente dotando a su rostro de una expresión de absoluta sorpresa al encontrarse frente a él la figura de su hermana. - ¿Lillian? -Parpadeó un par de veces, incrédulo. ¿Como podía ser eso? Lillian falleció hacía demasiados años o eso les habían hecho creer. Estaba claro que era una vampiresa, así que puede que a la historia que les contaron les faltaran algunos detalles. Suspiro con un deje de alivio, si, claro que se alegraba de ver que estaba "viva". Pero luego estaba la parte que no le hacía pizca de gracia. - Llegas un poco tarde para la reunión familiar, ¿no? ¿Qué pasa, es que se te ha estropeado el reloj? -Arqueó ambas cejas, arrugando ligeramente el ceño y la señaló acusadoramente. No tenía la menor idea de que había estado haciendo su hermana todos esos años, pero que no se hubiese dignado a dar señales de vida, lo molestaba y bastante. Por no decir que ya no era el mismo humano con el que ella compartía largos ratos, ahora las cosas eran muy distintas.
avatar
Damon A. Salvatore

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 22/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro {Damon y Stefan}

Mensaje por Stefan A. Salvatore el Mar Jun 26, 2012 2:19 pm

Intercambié una mirada con Damon en cuanto esa risita invadió la habitación, sonaba demasiado infantil y burlona como para ser de alguien que conocieramos... Sin embargo, observar a Damon fue como una patada en el trasero. Era mi hermano, y a leguas se notaba que las cosas estaban realmente jodidas entre nosotros. La gran mayoría de veces simplemente hacía un comentario humillante, cuando no lo hacía significaba que realmente estaba dolido, solo que no se permitía a si mismo admitirlo. Lo ignoré, justo como el estaba haciendo conmigo, dedicandome a seguir el borrón que se movía por toda la habitación sin parar.

Se detuvo de repente, y casi de un brico, Damon y yo nos volteamos al mismo tiempo para ver a Lillian, sentada muy comodamente en el mueble, con su cabeza placidamente recostada sobre uno de los cojines... ¿Lillian? Si, era más que estúpido preguntar, obviamente era Lillian. Ese rostro era inconfundible. No había visto a mi hermana en decadas, de hecho, creí que estaba muerta... Aunque si lo miraban de otra manera, lo estaba.

Ignoré las preguntas algo altaneras de Damon y me senté junto a ella, mirándola totalmente incredulo. Sin embargo, concordaba con Damon en una parte... ¿Dónde había estado metida? ¿Qué haces aquí?
avatar
Stefan A. Salvatore

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 20/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro {Damon y Stefan}

Mensaje por Lillian M. Salvatore el Mar Jun 26, 2012 2:40 pm

Ella sabía a la perfección que los primeros minutos de su reencuentro con Stefan y Damon no serían los más afables de toda su vida. Se tornaron incluso un poco molestos para ser sincera, a Lillian no le gustaba sentirse fuera de lugar, jamás le había gustado, y creía que su lugar era junto a sus hermanos. En este momento se sentía totalmente desubicada. Se levantó del mueble, caminando junto a sus hermanos. Damon parecía más reticente al contacto con su hermana que Stefan.

¡Vamos, Damon! Sabes que me extrañaste. Le sonrió. No sabía que hacer, pero no lo demostraba, se veía confiada como si hubiese planeado este encuentro durante años. En serio lamento mi ausencia... Pero no te sientas traicionado, después de todo, estoy tan muerta como te dijeron hace más de un siglo. Todo por culpa de su obsesión con Katherine Pierce, habría añadido de no saber que ese era un punto un tanto sensible en su hermano. Lo había seguido lo suficiente como para saber que punto tocar. Deberías sentirte orgulloso, tu me enseñaste todo lo que se. Se acercó a el y le dio un beso en la mejilla, para después acercarse a Stefan que se había sentado en el lugar en donde había estado sentada ella recién, y hacer lo mismo. Posar sus labios sobre sus mejillas.

¿Qué hago aquí? Los extrañaba... He estado muy sola en los años anteriores, ustedes son mi familia, lo son todo para mi. Se sentía un tanto nostálgica. Siempre hacía lo mismo cuando veía a sus hermanos, solo que antes, Damon solía tomarla en sus brazos y darle vueltas hasta dejarla un tanto borracha. Cada vez que volvía de una de sus tantas luchas en la milicia hacía lo mismo. Y quiero ayudar. Me necesitan. Aún no quería decir todo lo que sabía, porque necesitaba que sus hermanos confiaran en ella de nuevo. Creí que nuestro encuentro iba a ser más emotivo... No sé, un par de lágrimas... ¿Por lo menos un abrazo?

_________________
Lillian M. Salvatore

avatar
Lillian M. Salvatore
Admin

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 01/06/2012

Ver perfil de usuario http://bloodchronicles.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro {Damon y Stefan}

Mensaje por Damon A. Salvatore el Miér Jun 27, 2012 5:51 am

Su mirada seguía posada fijamente en la figura de Lillian, atendiendo a las palabras de ella y posteriormente, siguiéndola atentamente, observando como se acercaba a él para depositar un beso en su mejilla. ¿De verdad iban a hacer ambos como si nada hubiese pasado? ¿Como si no hubiesen estado un siglo y medio creyendo que ella estaba muerta? Empezaba a cansarse de que todo el mundo le tomara el pelo. Primero la perra de Katherine y ahora ella, no dejaba de llevarse disgustos y siempre abarcaban demasiado tiempo. Para desgracia de sus hermanos, Damon no era el de antes, ahora era demasiado rencoroso como para dejarlo correr todo de forma tan sencilla, aunque hiciera el esfuerzo, no podía, simplemente.

Resopló por la nariz, desviando la mirada de ellos y negando ligeramente con la cabeza. Frunció el ceño al oír lo último, mirándola de reojo mientras se cruzaba de brazos. Si, tenía ganas de ir abrazarla y alzarla, como hacían de más niños, pero no podía creer que ella le hubiese mentido tantos años, ocultándose sin más. - ¿Nos extrañabas? Vaya... Después de casi un siglo y medio, ahora nos extrañabas... -Ironizó, arqueando ambas cejas en un gesto suspicaz.

Quizá estaba reaccionando peor de lo que se esperaba y peor de lo que habría reaccionado de estar en un momento bueno o mínimamente aceptable de su vida. Pero no era así, estaba en un momento pésimo y su humor era igualmente malo. - Yo ya no doy abrazos, pídeselos a Stefan. -Masculló, algo gruñón. Chascó la lengua y se descruzó de brazos, haciendo un gesto con la mano. - No necesito ayuda de nadie, ni reuniones familiares que llegan tarde... No quiero nada de ninguno de ambos. -Los señaló, frunciendo el ceño y salió del salón a paso firme, cruzando el pasillo rumbo a las escaleras. Estaba siendo algo injusto, seguramente, pero no tenía la cabeza para ponerse sentimental. ¿Como iba a reaccionar, después de tantos años creyendo que Lillian estaba muerta? Ya lloró por ella en su momento, no iba a hacer como si todo eso no hubiese sucedido, había llegado tarde, muy tarde, y le iba a costar arreglarlo. Además, su enfado con Stefan tampoco ayudaba a la situación.
avatar
Damon A. Salvatore

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 22/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro {Damon y Stefan}

Mensaje por Lillian M. Salvatore el Miér Jun 27, 2012 1:01 pm

Off* La parte de la conversación la hice con Stefan, que me cedió su post ya que según el, que el publicara sería spam, ya que no tenía nada más que decir.

Lillian casi tuvo el impulso de echarse a llorar sobre los brazos de Stefan en ese mismo momento como cuando era niña y su padre no dejaba que fuera a montar en su caballo. Pero no lo hizo. Tan solo enarcó una ceja, desafiante y guardando las apariencias como bien sabía hacer. Si bien quería lanzarse sobre los brazos de su hermano y pedirle que la perdonara, no era su deber hacer eso, de hecho, si iban a resolver cuentas pendientes, Damon también le debía un par de respuestas.

Se quedó sentada en su sitio, con una pierna cruzada sobre la otra y mirando el vacío que había dejado su hermano. La idea de volver no era quebrar más su lazo familiar, era unirlos... A Stefan y a Damon como los malditos hermanos que eran, y a Lillian, para que volviera a sentirse como un miembro de la familia Salvatore y no como una niña abandonada que no hace más que huir de todas las adversidades.

Ve, hazlo... Su estado de ánimo es totalmente mi culpa, no la tuya. Ya tendrás tiempo de explicarmelo después, estoy seguro de que la última persona a la que quiere ver Damon es a mi. Dijo Stefan... Stefan era el hermano comprensivo, eso sin duda, Damon, a pesar de que cuando era humano conocía el don del perdón, siempre había sido rencoroso. Y eso se había visto intensificado. De una u otra manera, Lillian se compadecía y se ponía en sus zapatos, había amado a una mujer que fingió su muerte durante todo este tiempo... Y había amado a su hermana, que también se supone que debería estar muerta a estas alturas del partido. Pero no, no lo estaba, y como era Lillian Salvatore, tan parecida a su hermano, no se dejaría pisotear.

Se levantó del mueble con la frente en alto, tomó uno de los vasos que tenía su hermano junto a su whisky y sirvió dos. Siguió el ruido que producía su hermano en lo que debía ser su habitación, entró sin ninguna sutileza y dejó los vasos frente a uno de los muebles. Según parece, mi hermano debe estar lo suficientemente ebrio como para hablar de sentimientos. Le dijo Lillian, se sentó sobre la mesa en la que había dejado los vasos. Primero que todo, tu, niño rencoroso, vas a escucharme antes de sacar tus conclusiones deliberadas.

Sabía que Damon la estaba escuchando, incluso aunque aparentaba estar ignorándola por completo. Se que no debí desaparecer así. Pero no tienes derecho a reclamarme nada porque ¿sabes porqué desaparecí? Por culpa de la mujer con la que llevas toda tu jodida vida obsesionado. ¡Si Stefan y tu hubiesen dejado ir a esa maldita zorra las cosas no serían como son en este momento! Si con eso no lograba captar la atención de Damon, quizá debería gritarlo un poco más fuerte. ¡Tu moriste por salvar a una zorra! ¡Yo morí por salvar a mis hermanos! Casi chilló. No le gustaba revivir los detalles de aquella noche, la ponían algo neurótica, como si todas sus emociones se vieran intensificadas como el momento en el que se despertó de entre los muertos, con una sed de sangre que daba pánico... Era la única persona sobre la tierra que sabía que Katherine Pierce estaba viva y que no le importaba lo que tuviese que hacer, se los diría. Era un obstáculo para ella, así que me mató, sin saber que había muerto con sangre de uno de los suyos en mi interior. Detestaba contar historias pasadas, pero si un par de recuerdos era lo que tomaba para que Damon hiciese contacto visual con ella al menos por unos segundos, lo haría. En cuanto se dio cuenta de que fui a buscarlos, envió a un par de sus amigos a vigilarme... Más bien a amenazarme. Eran más grandes, más fuertes, más antiguos que yo. Y solo tuve derecho a hacer mi vida, siempre y cuando fuese en un continente distinto al que ustedes estuvieran. La verdad es que prefería vivir un poco más a ser torturada por un par de esclavos estúpidos. Detestaba a esos vampiros, y en cuanto tuviese la oportunidad los buscaría y los mataría, pero en ese momento, cuando los encontró por primera vez, supo que sola no podría contra ellos.

Me dejó ir hace poco, el día de la fiesta de Mikael, cuando ya sabían que estaba viva y mi secreto no valdría la pena... Cuando huyó de nuevo. Sabía que ahora el reclamo sería ¿porqué no viniste antes? Pero me enteré de una cosa o dos cuando venía hacia ustedes, así que si había esperado más de un siglo para esto ¿porqué no esperar un par de días más? Y si te preguntas que cual es mi valioso secreto... Es un cuento de dormir que te narraré otro día, cuando dejes de ser tan imbécil y dejes de amargarte y ocultarte en esa capa de insensibilidad cada vez que te hacen daño. Puede que mi hermano haya muerto en 1864, pero algo de el queda bajo esa máscara de frialdad. Encontraría a su hermano, tuviese que escalar las montañas que tuviese que escalar, llegaría hasta el. Y no voy a mover mi trasero de aquí hasta que te vea fruncir menos el ceño y sonreír más.

_________________
Lillian M. Salvatore

avatar
Lillian M. Salvatore
Admin

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 01/06/2012

Ver perfil de usuario http://bloodchronicles.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro {Damon y Stefan}

Mensaje por Damon A. Salvatore el Miér Jun 27, 2012 3:14 pm

No le sorprendió en absoluto oír aquellas palabras de Stefan. Él siempre había sido el santurrón, pacífico y sentido, que todo lo sabía y comprendía. A veces le daban ganas de pegarle cuando se ponía tan correcto. Pero no, siguió su camino y entró a la habitación, dando un portazo que dejaba muy claro su mal humor actual. Estaba dispuesto a ignorarlos a ambos. Que se reencontraran felizmente y lo dejaran en paz, él ya estaba bien con su amarga soledad, a la cual se había acostumbrado a la fuerza. Resopló pesadamente al oír los pasos de Lillian, algo que la verdad, tampoco le sorprendió. La testarudez parecía ser un gen dominante en todos los Salvatore y ella no iba a ser menos. Aún así, siguió a lo suyo, tratando de ignorarla mientras rebuscaba en su armario que ponerse para cambiarse y salir, de poder ser, desapareciendo toda la noche y parte del día siguiente. Si, no era una actitud muy madura la suya, cerrándose en banda y huyendo cada vez que se complicaban las cosas, pero estaba cansado de sufrir ya.

Frunció el ceño al oír a Lillian. Aún habiendo cambiado con el paso de las décadas, seguía conociéndolo bien, algo que agradecía ya que se evitaría muchas justificaciones y explicaciones. Aún así, siguió a lo suyo, ahora fingiendo no prestarle atención. Pero su plan se fue al garete, porque era impulsivo y demasiado. Giró sobre sus talones, cerrando el armario de un golpetazo, mirando fijamente a su hermana menor, como si quisiera atravesarla con la mirada. - ¿Tú también vas a recordarme eso? ¿También me lo vas a echar en cara? Debí haberme dejado morir y no terminar mi transformación, estaríamos todos mucho más felices. -Siseó en tono irónico, gruñendo por lo bajo, molesto. Dio un par de pasos en su dirección y cogió una de las copas de whisky, bebiéndosela de una sentada, dejando el vaso vacío sobre la mesa de nuevo, relamiéndose los labios.

Arrugó el ceño conforme la escuchaba. Al parecer Katherine era aún peor de lo que ya tenía asimilado. Suerte tenía de no estar ya involucrado en asuntos amorosos con ella, sin duda, se había librado de una buena, gracias a Elena. Respiró profundamente por la nariz, cual fiera tratando de relajarse. Miró de reojo a Lillian, permaneciendo en silencio unos segundos, antes de coger la otra copa que supuestamente sería para ella, pero se bebió el, al igual que la primera, todo de un trago. Hizo una leve mueca al sentir la aspereza del whisky deslizarse por su garganta, dejando la copa vacía junto a la otra. - Te hará falta más que eso para que esté ebrio, me he aficionado demasiado al whisky como para soltarme con un par de copas, no soy una colegiala. -Se relamió los labios, dubitativo y suspiró pesadamente, haciendo un gesto con la mano.

Tardó unos segundos más en decidirse finalmente y mirarla directamente, apoyando una mano en el mueble, junto a ella. - Esa perra nos la jugó a todos. Ya se que hice el imbécil en su momento, pero... Estaba enamorado y supongo que esa es mi escusa. -Se encogió de hombros, chascando la lengua. - No voy a disculparme por el recibimiento que te he dado, porque yo no me disculpo y porque tengo razón y lo sabes. -La señaló, terco como siempre, no iba a ceder fácilmente. - Pero supongo que me has pillado en mal momento y he sido más borde de lo que debería. Aunque tampoco esperes mucho más, este es el encantador y renovado Damon. El otro era un ingenuo imbécil que está mejor enterrado, créeme. -Murmuró eso último, antes de posar la mirada en las copas vacías, deslizando un dedo por el contorno de una de ellas.
avatar
Damon A. Salvatore

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 22/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro {Damon y Stefan}

Mensaje por Lillian M. Salvatore el Miér Jun 27, 2012 5:16 pm

Al menos sabía como llamar la atención de su hermano. El era terco, pero ella conocía sus debilidades, por lo que le dolió como nada cuando mencionó que estaría mejor muerto, al punto al que no pudo contener el nudo en su garganta demasiado y sintió una lágrima escapar de su ojo, la limpió con el mayor disimulo posible y se mordió la lengua mientras lo escuchaba. Katherine Pierce se lo había llevado todo... Elena casi lo había recuperado, pero finalmente, habían llegado al mismo punto en el que estaban antes. Un punto muerto. No te estoy echando nada en cara. No te estoy pidiendo que cambies por mi, si quieres que las cosas sean así que así sean, pero quiero recuperar a mi hermano. A eso vine, no vine a renegar sobre tu comportamiento... ¿Quieres asesinar a medio pueblo? ¡Genial! Solo déjame un par de chicos decentes para compartir... ¿Quieres sentarte aquí y beber toda la noche? Bien, iré a recuperar tu Bourbon, tu alista los vasos. Lillian tenía tanto talento para hablar de sentimientos como su hermano, eran más parecidos de lo que admitían. Solo quiero estar aquí, quiero dejar de sentirme tan sola.

Dio un par de pasos hacia el, ya que a pesar de haberse acercado a tomar los vasos de whisky que ella había dejado para el, aún parecía haber una distancia enorme entre ellos. Entiéndelo ¿si? Eres mi hermano... No vengo a juzgarte por tus decisiones.

Se que no eres una colegiala... Pero ¿sabes? Siempre quise una hermana. Le guiñó un ojo, intentando aligerar un poco el ambiente. Entonces lo escuchó. Damon no era de ofrecer disculpas, sin embargo el hecho de decir "tal vez no llegaste en un buen día" era su forma de decir que lo sentía, pero que no era el momento. Si, su hermano era un total desequilibrado, pero ella lo amaba igual, a pesar de su orgullo que era tan grande como el globo terráqueo. No te pido más. Después de todo, de el había aprendido a ser tan orgullosa como lo era. Me estoy rebajando por ti, para venir a rogarte. Pero no te acostumbres hermanito. Le dijo con una sonrisa totalmente verídica. Si no quieres ofrecer unas disculpas por tratarme como una desconocida... ¿Entonces aceptas unas? Sé que debí haber encontrado la manera de comunicarme... Pero tenía miedo. Sé que me merezco que me trates así pero ya volví, ¿podrías solo dejarme resarcir mi error? Se sentía rara hablando de esa manera, demasiado cortes para el trato de mierda que le había dado su hermano, pero sabía que con el, pelear con el mismo nivel de orgullo solo incrementaba el fuego, y no había venido con la intención de separarse aún más de su familia, todo lo contrario.

_________________
Lillian M. Salvatore

avatar
Lillian M. Salvatore
Admin

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 01/06/2012

Ver perfil de usuario http://bloodchronicles.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro {Damon y Stefan}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.